viernes, 28 de diciembre de 2012

Cynthia Caden: Trotsky, La verdad oculta



 
Nota sobre criminales y criminalizados
Tras una guerra fría triunfante en lo ideológico pero temporalmente perdida por las realidades comerciales, el socialismo impera globalizando todo, imponiendo su modelo de pensamiento débil. La izquierda controla la pauta cultural y ejerce de juez en asuntos sociales, económicos, ambientales y artísticos, por mencionar los campos principales de acción. Sólo su venia convierte en “aceptable” y “legítima” cualquier circunstancia de la vida moderna.
De hecho, el pensamiento débil es la consagración de socialismo subyacente en la ideología socialista. La tendencia del pensamiento débil social-alternativo es desprenderse de la realidad y los principios de desarrollo, ahora vistos como obstáculos para imponer su modelo de marginación, pobreza y control dictatorial.




No hay comentarios:

Publicar un comentario