martes, 13 de octubre de 2015

Expresión: Plegaria de Alexander Solzhenitsyn

Qué bueno es para mí vivir Contigo, Seńor!
Qué confortante me resulta creer en Ti!
Cuando mi espíritu desfallece y deja de comprender,
cuando los hombres más inteligentes no ven más allá del fin del día
e ignoran qué deberan hacer mańana,
Tú me mandas la clara certidumbre de Tu existencia
y del cuidado que pones en que no se cierren todas las puertas del bien.

Llegado a la cumbre de la gloria terrena,
miro con sorpresa el camino recorrido
y que en soledad jamás yo habría desbubierto,
un sorprendente camino que a través de la falta de esperanza,
me ha conducido hacia este lugar desde el cual he podido
devolver a la humanidad el reflejo de Tus rayos.

Y Tú seguirás dejándome reflejarlos en la medida en que esto sea necesario.
Y si yo no tengo tiempo de hacerlo, Tú encargarás a otro que lo haga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario